mayo 17, 2019

En qué creemos

En qué creemos

Respecto a nuestras creencias:

Estamos comprometidos con las doctrinas consideradas como esenciales en la ortodoxia Bíblica histórica. Tales doctrinas se encuentran en los credos de los Apóstoles, Atanasio y Nicea. Como miembros de la Iglesia Internacional Mountainview, creemos en las siguientes declaraciones de fe:

Un único Dios vivo y verdadero.

Dios existe eternamente en tres personas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo –iguales en gloria y en poder. Dios se ha revelado como perfecto en amor, santidad y justicia. Dios creó todo, sostiene todo, y gobierna sobre todo.

Dios el Padre.

Dios se ha revelado como Padre que es un Espíritu infinito y personal, perfecto en santidad, sabiduría, poder y amor. Él se interesa con misericordia en los asuntos del hombre; oye y responde a las oraciones; y salva del pecado y de la muerte a todos los que vienen a Él a través de Jesucristo. 

Jesucristo.

Jesucristo es el Hijo unigénito de Dios, que fue concebido por el Espíritu Santo y es verdaderamente Dios y verdaderamente hombre. Fue nacido de una virgen; vivió una vida sin pecado; cumplió las profecías del Antiguo Testamento sobre el Mesías; realizó milagros como evidencia de ser el Mesías; sufrió una muerte sustitutoria en propiciación por nuestros pecados; resucitó corporalmente de la muerte; ascendió al cielo e intercede continuamente por Su pueblo.

El Espíritu Santo.

El Espíritu Santo procedió del Padre y del Hijo para convencer al mundo de pecado, de justicia y de juicio; para regenerar, santificar y capacitar para ministerio a todos los que creen en Cristo. El Espíritu Santo permanece en cada creyente en Jesucristo y es un constante consolador, maestro, proveedor de dones y guía. El verdadero creyente recibe el Espíritu Santo y es bautizado en el cuerpo de Cristo al convertirse, aunque la capacitación para una vida santa, ministerio y misión debe ser procurada y activada por fe. A través de la presencia del Espíritu Santo en nosotros, podemos ser llenos repetidamente y progresivamente ser libres de las ataduras del pecado, Satanás y del mundo.

La Palabra escrita de Dios, la Biblia.

Las Sagradas Escrituras del Antiguo y Nuevo Testamento nos son dadas por inspiración divina y son la Palabra escrita de Dios, que es la máxima autoridad para los creyentes de todas las culturas y edades, además de ser la infalible regla de fe y de conducta. Las Escrituras deben ser interpretadas en su contexto y propósito con reverente obediencia al Dios vivo que nos habla a través de ellas, con poder, por Su Santo Espíritu. El propósito principal de las Escrituras es guiarnos a la fe en Jesucristo.

El plan de Dios para salvar al hombre.

El hombre fue creado en la imagen de Dios, tentado por el diablo y posteriormente se rebeló contra Dios. Varones y mujeres cayeron de su rectitud original y tal condición se manifiesta a través de sus acciones pecaminosas. Es por ello que son pecadores bajo condena. Dios regenera a aquellos que se arrepienten de sus pecados y confiesan a Jesucristo como Señor; les declara justos, les perdona sus pecados, les adopta como Sus hijos, les bautiza en el Espíritu Santo como garantía de su futura resurrección y herencia en Cristo, les incorpora en su cuerpo y les capacita para servirle. 

La autoridad del creyente.

El creyente, en Cristo, posee gran autoridad sobre los gobernadores de las tinieblas espirituales liderados por Satanás, príncipe de este mundo. Ejercitamos esta autoridad de manera activa mientras oramos, andamos en fe, ejercitamos nuestros dones espirituales y progresamos hacia una madurez espiritual en Cristo. Es más, el Espíritu Santo nos trae una presente, aunque parcial, realidad del Reino de Dios en esta tierra mientras Él actúa en y a través de nuestras vidas con poder supernatural y soberano.

La Iglesia

La Iglesia es el vivo Cuerpo espiritual de Cristo del cual Cristo es la cabeza, y todas las personas regeneradas son miembros de éste. La iglesia local es el principal instrumento de Dios para la extensión de Su Reino para hoy. El Señor Jesucristo dio dos sacramentos a la Iglesia: el bautismo y la Santa Cena. Respetamos la variedad de prácticas respecto a éstos y afirmamos la unidad del Cuerpo de Cristo.

El retorno visible y en cuerpo de Jesucristo

Jesucristo volverá físicamente a la tierra a levantar a los muertos, a juzgar el mundo, para la consumación de Su glorioso Reino, y para derramar eternas bendiciones sobre los justos. Esta es la esperanza certera de la Iglesia.

Respecto a cómo creemos:

1. En las creencias esenciales: unidad.

Hay un solo cuerpo y un solo Espíritu…  un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, un solo Dios y Padre de todos…  (Efesios 4:4-6, LBLA)

2.  En las creencias no esenciales: diversidad.

1Aceptad al que es débil en la fe, pero no para juzgar sus opiniones…  4¿Quién eres tú para juzgar al criado de otro? Para su propio amo está en pie o cae… 12De modo que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí mismo… 22La fe que tú tienes, tenla conforme a tu propia convicción delante de Dios. (Romanos 14:1-22, LBLA).

3. En todas nuestras creencias: caridad.

2Y si tuviera el don de profecía, y entendiera todos los misterios y todo conocimiento, y si tuviera toda la fe como para trasladar montañas, pero no tengo amor, nada soy. (1ª Corintios 13:2, LBLA)

MV Moments: Important dates for the upcoming Holiday Schedule | Fechas importantes de recordar durante esta época estival

25th December & 1st January 2023: We will not be meeting for worship at Balder.

8 January: We will gather for worship at Balder again as usual at 11:00am.

We encourage you to reach out to your Mountainview family to connect and enjoy each other's company over the holiday break.

Blessing to all of you as you celebrate God's goodness and faithfulness!

 

25 de Diciembre y 1 de Enero 2023: No tendremos reuniones de adoración en Balder.

8 de Enero: Nos reuniremos para adorar juntos en Balder como de costumbre a las 11:00am.

Os animamos a que busquéis la compañía con otros miembros de la familia de Mountainview durante estas fiestas.

Os deseamos todas las bendiciones a todos y esperamos podamos todos difrutar de la bondad y fidelidad de Dios.